Leemé

martes, 20 de marzo de 2007

Crear

A veces tengo unos vértigos muy raros: veo un espacio hueco en mi día y empiezo a pensar y pensar hasta que por fin encajo la pieza en mi puzzle diario. Entonces disfruto de mi obra. El otro día tenía una cosa y luego otra, pero entre medias había un espacio de una hora o así. Se me ocurrió ir a correr por El Retiro y luego ducharme en el Polideportivo de la Chopera. Una auténtica delicia. Por 2,10 euros dejé mis cosas en la taquilla, corrí por el parque, me duché y me quedé al solecito en un banco (de un recinto de aparatos de madera que también se pueden usar con la misma entrada) leyendo y viendo de vez en cuando a mi alrededor gente jugando al tenis, haciendo abdominales... También hay café por 40 céntimos y cocacola por 65. Para otro día. Contentísima de mi maravillosa creación me fui luego a trabajar.

2 comentarios:

Aurelio dijo...

Yo habría escrito "mi creación maravillosa", porque "mi maravillosa creación" hace cacofonía. El estilo, la gran creación.

Aurelio dijo...

Ser feliz es muy fácil o al menos más fácil de lo que pretenden hacernos creer los que medran con la angustia e inquietud que pretenden contagiarnos.