Leemé

jueves, 12 de abril de 2007

Lo que duran las cosas

Primero llevé la bici a un sitio y me dijeron que no merecía la pena invertir en ella tal como está, después la llevé a otro y me dijeron que era una bici que estaba perfectamente, que merecía la pena. Dos maneras de ver la vida de las cosas. Como amante del reciclaje y abanderada de la imaginación me quedo con la última y si llega un día que Itálica no quiere ser bicicleta la convertiré en otra cosa.

3 comentarios:

Aurelio dijo...

Ésa es la mejor política para evitar que el mundo se muera. Pero claro, los buitres se quedarían sin comida. Y nuestro mundo está lleno de buitres. Pena.

Macarena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Macarena dijo...

El mundo puede que esté lleno de buitres porque hay quien les da comida, si no se la dieran, desaparecerían. Un granito de arena hace... Otro cuento: un perro feroz y enfadado llega a un sitio donde tiene que cuidar más perros, nada más entrar ve que éstos son muy feroces y están muy enfadados. Como no se hace con ellos desiste y se va quejándose. Llega otro perro feliz y dispuesto y cuando ve el grupo de perros que tiene que cuidar, dice: pero qué maravilla, que perritos tan lindos y felices, ¿dónde están los perros feroces y enfadados que decías? El mundo es un reflejo de lo que somos.