Leemé

lunes, 1 de diciembre de 2008

Estudiar

Con pocos días de diferencia he conocido dos cosas nuevas de mí: que soy "bruñidora" y que he padecido el "síndrome de Tietze". Esto unido a que hace unos años me dijeron que tenía "gastritis antral" crónica, hace de mi cuerpo una maquinaria curiosa llena de nombres extraños y sugerentes. Con lo de la gastritis ya escribí un cuento, ahora quizás con Tietze construya una escultura y con la bruñidora me teja una bufanda... Pero lo mejor de todo es que a partir de todas estas palabrejas voy entendiendo mejor el funcionamiento de mi cuerpo y mi fisionomía. Por ejemplo que mi mandívula y los músculos que la rodean los tengo tan pronunciados porque no paro de "bruñir", y no paro de "bruñir" porque así expreso mis nervios, y soy nerviosa... Qué bonito el poder conocer algo nuevo de uno mismo cada día.

1 comentario:

Soniuka dijo...

Hola primita!!!

He descubierto tu blog y...
¡Me he creado uno!
No tengo ni idea de cómo va esto, pero poco a poco.
Por lo pronto he descubierto que compartimos algo más que un pedacito de genética: el amor por la escritura y la lectura, el gusto por Italia, ser supermamás y además...el BRUXISMO...yo también soy bruñidora y mis fundas dentales me ha costado.

En fin, seguiremos en contacto.