Leemé

martes, 13 de septiembre de 2011

Romeo se expresa

Creo que siempre me ha gustado inventar palabras, construir mi propio lenguaje, y así inicio también esta serie de MIS COSAS que se va a titular El blog de la mamá excedéntica (=en excendencia laboral), cuando imagino que ni existe esa palabra, pero me gusta.
Me gusta pensar que Romeo también se expresa inventando y que por eso chilla tanto. No he visto hasta ahora (desde que soy mamá) a ningún bebé que grite tanto como lo hace Romeo. A veces le entiendo, cuando intuyo que quiere cosas y gritando me lo hace saber, pero otras muchas, muchísimas, no y no sé ni cómo actuar. Una amiga me dijo que daba igual hacerle caso que no, que estaba probando el poder de su voz y cualquier respuesta mía le valía, tanto si ni me inmutaba como si me ponía nerviosa. El caso es que mientras sigo con mi "problema" de los gritos de Romeo no hago más que hablar de ello cuando me preguntan qué tal Romeo y así, pienso, voy engordando el problema todavía más, me lo voy creyendo cada vez más. Es entonces cuando se me viene a la cabeza una cosa que me dijo un amigo: la voz crea el mundo. Y yo hablando de ello creo mi problema con Romeo. Tras esta reflexión me callo y vuelvo a mirar a Romeo pero ya con otros ojos, con ojos de mamá que admira como su hijo inventa su mundo.

No hay comentarios: