Leemé

martes, 9 de abril de 2013

Romeo escoge su ropa


 
Las zapatillas que usa en “Momo” (regalo de sus yayos) es lo único que hemos comprado nuevo en una tienda para Romeo, y las eligió él. Todo lo demás nos lo han pasado o regalado. Así es que toda la ropa de Romeo tiene su propia vida cosida. Me gusta elegir la ropa de Romeo por las mañanas. Al principio la escogía quien le vestía: Carlos si le vestía él, o yo. Pero ahora casi siempre lo hago yo porque a Carlos no le gusta demasiado y a mí me encanta. Mientras lo hago recuerdo a aquellas personas que nos lo dieron, y luego mientras visto a Romeo le hablo de ellas y así las recuerda él también. Me encanta ponerle petos, jerséis de cuello alto y jerséis de lana. Me gusta vestirle de azul o de rojo. Y cuando acabo siempre digo: ¡qué guapo! Y él lo repite. El otro día señaló una camisa de cuadros rojos que quería ponerse y que había llevado el día anterior también. Nos sorprendió, pues no le preguntamos y él mismo se manifestó. Así es que cambié la camiseta por la camisa. Que por otra parte, se parecía mucho a la que llevaban sus primos el día anterior y además sabe que le gusta mucho a su abuela. No sé si todo esto él lo recordaba al escogerla, aunque yo pienso que sí y que de alguna manera quería revivir la tarde pasada con sus primos o encantar de nuevo a la abuela con esa camisa de cuadros.

No hay comentarios: