Leemé

jueves, 22 de diciembre de 2016

Romeo regala y le regalan



Eran palitos y te los daba todo contento. Lo último que me regaló Romeo fue un monedero que a su vez le habían regalado a él, aunque luego dijo que no, que mejor no me lo regalaba. Se acordaba que se lo habían regalado y al contrario de lo que hago yo, no lo quería volver a regalar, aunque no lo utilice ni le sirva. A su padre le regaló ayer unos cromos de Star Wars que tenía repetidos. Entremedias de la imagen de los palitos y de la del monedero y los cromos ha habido muchas, muchísimas, de regalos de flores, tantas que ya tendría un jardín en casa si estas vivieran. Toda flor que se encontraba en el suelo me la daba y eso que nunca he sido especial amante de las flores, pero ahora tengo una regadera-jarrón en casa con flores y no son las flores de Romeo.

En sus primeros cumpleaños dijimos que no queríamos que le llenaran de regalos (aún tengo regalos sin darle de cuando nació…), luego pasamos a dirigir el regalo (que le prepararan la fiesta de cumple se nos ocurrió) y ahora ya no decimos nada. Pero se le está yendo de las manos que no da abasto con tanto paquete y juguete que luego, además, nunca usa. Para el próximo cumple habrá Asamblea Familiar. Con el tema de los Reyes Magos es curioso, pues diferencia entre lo que quiere que le compre yo (señalando todo lo que ve en las tiendas) y lo que pide a los Reyes (tres años seguidos ya pidiendo huevos Kínder). No sé qué pasará en su cabeza para no pedir a los Reyes algo de lo que se le antoja de las tiendas. Hoy han ido los Reyes Magos al cole y me ha dicho que estaban disfrazados.

1 comentario:

Vaivenes e Insomnios dijo...

Regalar debe convertirse en un ritual. Es bueno asociar el regalo a alguien especial que para ti lo merece. Desde pequeños nos marcan fechas relacionadas con el regalo como costumbre u obligación. Ya sabes, no tengo niños y me parece una tarea complicada porque son niños y también es bonito que disfruten con los Reyes, la navidad... Y luego está el derroche, saber que otros niños no tienen tanto. Quizá es una buena idea la de enseñar a los niños a crear regalos con lo que hay en casa, reciclar, crear, construir.
Tu blog es un regalo ;)