Leemé

jueves, 26 de enero de 2017

Fermín y los Reyes Magos

Fermín y los Reyes Magos.
Texto: Antonio Vicente
Ilustraciones: Carmen Queralt.
Narval Editores.
2011.

“Una vez, cuando trabajé en una editorial donde hacían libros para colegios y preguntaron por alguien que escribiera, levanté la mano. Y así empecé a escribir cuentos”, dice Antonio.
“Mi cuñada, que sabía que me gustaba dibujar, me dijo que necesitaban unos dibujos para un libro en una editorial. Los hice, les gustó y ahí empezó todo. Dejé la floristería donde trabajaba y empecé a dibujar”, dice Carmen.
Este es el resultado de la unión de dos potencialidades descubiertas durante el camino de la vida. Ese camino lleno de tiempo con el que poder descubrir lo que nos gusta o con el que poder emplearnos más en lo que nos gusta. Estas dos lecturas tiene para mí el libro: Fermín pide cosas a los Reyes Magos, pero con la que verdaderamente disfruta es con la bolsita de tiempo que le trae uno de ellos aún no habiéndola pedido. Pues con ese tiempo podrá disfrutar más de lo que sí le han traído y se hará mayor para que también se puedan cumplir todos los deseos que pide.
Editado por Narval, una editorial que también crece al ritmo de los impulsos de la vida. Las ilustraciones bañan toda la página y el texto, mínimo, las acompaña, para al final del libro prologarse en nuestras cabezas elaborando el significado que cada uno le quiera dar al misterio del tiempo.

Romeo (6 años): -Mira Fermín qué pequeño que cabe en esa ventana.
-¿No tener sueño por la mañana? Será por la noche, ¿no?
-Se come la bicicleta y está dormido mientras…



Para curiosos: me lo regaló su ilustradora, Carmen Queralt.

No hay comentarios: