Leemé

martes, 6 de marzo de 2018

A escribe



Recuerdo a mi padre A escribiendo su diario de viajes en vacaciones. Sentado en una silla de camping con un cuaderno grande sobre las piernas cruzadas y un bolígrafo.  Le recuerdo en casa, escribiendo en el ordenador. En la habitación del fondo, que fue la mía, la de las vistas a la sierra. Sentado frente a una pantalla, aporreando letras.
Hace poco mandó un viaje escrito. Así lo hace últimamente. Lo narra y lo envía por el espacio por si alguien lo quiere leer. Es su forma de estar y relacionarse con el mundo.
No recuerdo diálogos con mi padre, o recuerdo muy pocos. Mi padre habla de estudio y trabajo. Su mundo está lleno de estudios y trabajos. Y sus veranos, que eran los míos, de museos e iglesias. 

No hay comentarios: