Leemé

jueves, 8 de marzo de 2007

Puzzle

El domingo pasado Carlos y yo nos quedamos todo el día en casa; nos apetecía disfrutar de nuestro "hermoso paisaje" (como yo lo llamo), hacernos comiditas... Y claro como nos encanta cocinar, comer..., pues acabamos casi comiendo sin hambre, que no nos gusta. Pero los días siguientes he reordenado el puzzle y esas piezas de ingesta excesiva de hidratos, proteinas... las he ido colocando en cada momento para hacerlo más apropiado. Pongo un ejemplo: el lunes eliminé los hidratos de carbono de mi comida porque ya los había comido el domingo por la noche, pero en cambio comí más fruta de lo normal porque el domingo no la había comido. Y así con todo: pongo, quito, cambio, reciclo, muevo las fichas del puzzle de mi mundo.

No hay comentarios: