Leemé

lunes, 12 de noviembre de 2012

Romeo elige



Esta mañana Romeo ha elegido el chaleco naranja que le pasó su primo Carlitos. Casi todas las mañanas Romeo elige cereales con yogurt para desayunar. El viernes pasado Romeo eligió quedarse en casa y no salir al parque. Un día Romeo eligió la pasta en forma de hélices frente a la pasta en forma de mariposas que su mamá le ofrecía para cenar. Las zapatillas que compramos para estar en la escuelita las eligió él. Todos los días Romeo elige a qué quiere jugar. Aún recuerdo cuando escuché a una persona muy cercana a mí decir que cómo va a saber un niño de dos años lo que tiene que comer, hacer… y yo asentí con la cabeza. Después de eso han pasado muchos cursos, conversaciones, lecturas… Hasta que hoy en día cada vez estoy más convencida de que el camino se hace al andar, de que se es decidido decidiendo y que como dice Rebeca Wild: el juego y el trabajo concurren en una actividad dirigida desde el interior que siguen un plan interno y que se dan espontáneamente tras practicar en un sinfín de distintas situaciones donde el niño ante la presencia atenta del adulto tiene la confianza de que puede tomar decisiones. Sé que Romeo está en su camino cuando eligiendo lo que elige o decidiendo lo que decide la carita se le llena de sonrisa. Un placer que le viene del interior, un bienestar que no atiende a ningún ajuste de cuentas externo: ni para hacer feliz a mamá, a papá, ni a nadie más que no sea a sí mismo.

3 comentarios:

elena dijo...

Que ilu nos ha hecho a Carlos y a mi (su mami) esta noticia!! Es estupendo que el primo Romeo pueda usar la ropita que se nos queda pequeña y nueva. Bss

elena dijo...

Que ilu nos ha hecho a Carlos y a mi (su mami) esta noticia!! Es estupendo que el primo Romeo pueda usar la ropita que se nos queda pequeña y nueva. Bss

Macarena dijo...

Pues sí, la verdad es que nos habéis surtido de todo tipo de ropa y más para Romeo y siempre le decimos que es de su primo Carlitos. Le tiene más que fichao! bs