Leemé

viernes, 1 de marzo de 2013

Romeo tiene rabietas


 
No recuerdo cuando Romeo empezó a decir “no”. Ahora dice mucho “no quiero”  cuando mamá y papá le dicen de hacer algo: ponerse el abrigo, lavarse los dientes, el baño, a pesar de lo bien que se lo pasa con sus patos y botes... Y cambiar el pañal. El cambio de pañal supone la peor tragedia del mundo en la vida de Romeo. Los otros “no quieros” son poco convincentes, rápidos y muchas veces como en tono de juego, pero este es un “no quiero” a lo grande. Y  es que Romeo ya se está haciendo grande y por eso tiene rabietas, que son una característica normal en el desarrollo psicológico de los niños. Gracias al artículo “Quiéreme cuando menos me lo merezca, porque será cuando más lo necesite” (http://crianzanatural.com/art/art82.html), los papás de Romeo le ponen el pañal en forma de T porque las letras le apasionan, le dan besitos en la tripita mientras le cambian, le cantan canciones y en definitiva le adoran por muy rabioso que se ponga, porque saben que negando al otro, Romeo empieza a ser.

 

 

No hay comentarios: