Leemé

jueves, 20 de marzo de 2014

Romeo ya no mama


 

Siempre digo que me da pereza dar de mamar de nuevo. Empezar todo esto de nuevo… La primera semana, nada más nacer, fue horrible, que tenía las tetas que parecía que me iban a estallar llenas de venas azules y gordísimas como nunca jamás. Tengo recuerdos de piel con piel dándole de mamar muy placenteros. Anécdotas de teta viajera muy curiosas (http://macarenamenasantos.blogspot.com.es/2011/10/romeo-mama.html). La comodidad de ir con su comida a cuestas en todos los viajes. El peso de las noches con muchas tetadas. Los amaneceres desesperados cuando ya no mamaba por la noche. Los despertares de siesta consolados con teta. Las siestas de fin de semana a la teta. Y el paulatino destete ya iniciado con el nocturno por nosotros y continuado por él con ayuda del Reiki. El 14 de febrero del 2013 Romeo por primera vez en su vida no tomó leche. Con el verano retomaría las tomas mañaneras. Y después de un viaje a Londres en noviembre del año pasado para ver a sus primos dejó de mamar. Allí ni se acordaba de la leche de mamá. Empezaba el día buscando a sus primos que se preparaban para ir al cole. Cuando regresamos a España mamó un par de días al despertarse, aunque eran más chupetones que otra cosa. Le decía que le iba a dar muy poquito y decía vale y enseguida la soltaba. Ahora hemos sustituido la teta por un rato en la cama con mamá para empezar el día. Así es que antes nos levantábamos de un salto y ahora nos levantamos suavemente a su ritmo y seguramente al nuestro, olvidado por años y años de prisa. De nuevo, nuestro hijo nos enseña.

2 comentarios:

Victor Vallejo dijo...

Gracias Macarena por poder entrar a este mmundo intimo de Madre e hijo que me ha hecho pensar de esas experiencias que no las tengo y ahora lo entiendo :D

Victor Vallejo dijo...

Gracias Macarena por poder entrar a este mmundo intimo de Madre e hijo que me ha hecho pensar de esas experiencias que no las tengo y ahora lo entiendo :D