Leemé

jueves, 15 de octubre de 2015

Romeo aprendiz de alquimista



A través de una web que mandó una mamá amiga al correo de un grupo de mamás del que formo parte gracias a una mamá que conocí en la presentación de una escuela, cuya información me llegó gracias a otra mamá que conocí en un taller… Romeo ha mezclado especias y olido tés en una tienda de tés y especias: www.spicyyuli.com. Fue una experiencia maravillosa y por ello he escrito tan larga presentación a la misma. Llegamos allí con la visita concertada y Yuli nos esperaba a la hora que nos había dicho. Su compañero seguiría atendiendo a los clientes que no paraban de entrar y que divertidos miraban a Romeo sentado sobre el mostrador. Primero fueron las especias: varias tarritos de cosas para oler bajo la naricilla de Romeo. Después le dio a probar algo duro que no recuerdo y que a Romeo no le entusiasmó. Le regaló una piedra de azúcar y por último hizo una mezcla para galletas, de la que nos dio una muestra. Romeo estaba en su salsa una vez superado el minuto de “con mamá”. A Yuli cariñosa y divertida se la veía también en su salsa. La tienda llena de gente sin prisa que esperaba pacientemente su turno mientras observaban la escena de http://teachatalent.com/es y yo pensando que qué suerte tener un mundo así.

No hay comentarios: