Leemé

jueves, 21 de abril de 2016

Romeo me acaricia


10-1-13. Ese día me abrazó y acarició, pero hoy vengo a hablar sólo de sus caricias. Romeo duerme la mitad de la noche con una mano en un moflete mío y la otra en el otro. Si se despierta me acaricia y cuando nos despertamos me acaricia también. Ayer, no sé por qué, quiso acariciar mis tetas como hacía antes, aunque lo que hizo fue succionar a ver si salía leche y dijo que sí. Sorpresa para todos. Antes de dormirse me pide siempre que le de la mano y así nos quedamos un rato mano y manita unidos. Pero lo que más lo que más le gusta a Romeo es acariciarme los mofletes porque dice que están blanditos, me hace un bocadillo con las manos y yo me quedo allí calentita.


No hay comentarios: