Leemé

viernes, 10 de febrero de 2017

Romeo se pone malo




Desde que nació Romeo he estado en contacto con varias mamás y siempre me ha sorprendido la cantidad de información que circulaba entre nosotras relativas a enfermedades. Romeo apenas se ponía enfermo. Fue el 4-11-13 cuando enfermó por primera vez y no recuerdo qué fue. Tampoco recuerdo otros momentos de ponerse malo, salvo hace dos semanas, que tuvo un virus, no sabemos si fue la gripe. Estábamos cenando y dijo que tenía fiebre, que se estaba poniendo malo. Efectivamente le toqué y estaba caliente. Al día siguiente, treinta y ocho y medio de fiebre. Siete días sin salir, en casa. Los primeros días sólo le apetecía estar en la cama y que yo estuviera a su lado. Apenas comía y vomitaba todo lo que bebía. Además escupía constantemente porque se le llenaba la boca de saliva, decía. No me sorprendió o sí, pues yo tuve tialismo en el embarazo. Todos los días llamaban las abuelas para ver qué tal estaba. La gripe o lo que fuera iba remitiendo pero muy poco a poco. Por las mañanas le miraba a la cara y si le veía los ojos vidriosos, pensaba: todavía no se ha ido la gripe. Me gusta creer que la enfermedad es como un problema que creamos nosotros para intentar solucionarlo.

No hay comentarios: