Leemé

viernes, 8 de diciembre de 2017

Romeo tiene una mascota



29-2-16. Cogió una mariquita del parque y decidió que sería su mascota. En casa la puso en una caja que iba llenando de cosas: una mesa, un sofá, una tele, comida… Objetos pequeñitos dotados de nuevo uso en la casa de una mariquita: un botón, un cachito de cartón, una hoja… Cuando la quería sacar a pasear la colacaba en el gran libro-álbum de la Edad Media que le regalaron sus abuelos. Allí la mariquita podía subirse a las almenas de los castillos o encararse a caballeros armados. Después, cansada y agotada la devolvía a su caja-casa. De vez en cuando la llevaba de viaje en la Marchenera, nuestra querida furgoneta. Así fue como un día la mariquita desapareció de nuestras vidas. Se perdió entre los asientos y nunca más supimos de ella. 

No hay comentarios: