Leemé

martes, 6 de febrero de 2018

A ayuda


Al poco de nacer Romeo tuve una conversación con un amigo de la que se me quedó una frase: "ahora es Romeo la persona que les ocupa. Lo que no te dieron antes no te lo van a dar, y menos ahora". Como un vaticinio, así ha ocurrido.
Cada vez que vemos a mis padres es a través de Romeo: o bien porque se queda con ellos, o bien porque le invitan a algún plan.
Hace poco una amiga me dijo que esto es así en todas las familias. Que su madre cuando llama lo primero que hace es preguntar por el nieto.
No sé si me tranquilizó, pero reconfirmé mi creencia acerca de una de las razones del porqué hay gente que no tiene hijos.
A mi amiga le daba igual que su madre sólo se ocupara de su hijo. A mí me duele cuando llaman para preguntarme si pueden ver a Romeo, si pueden llevarle a no sé qué sitio, si se lo llevo esta semana… Son invitaciones geniales, estupendas, y cualquier padre o madre estaría encantado, pero a mí me duele. Cada uno tenemos nuestras taras, mochilas, historias personales en definitiva.
Tengo otra amiga dolorida porque sus padres no son “niñeros” y no se quedan con su hijo casi nunca. Sin embargo, a ella la colman de atenciones.
-Yo te ayudo con Romeo.
Me dijo un día mi madre A comparándolo con la ayuda que le prestaban a mi hermana en otros aspectos.


No hay comentarios: