Leemé

jueves, 21 de febrero de 2019

Criando.


Criando.
Texto: Laura Estremera.
Ilustraciones: Laura Estremera.
Edita: Gráfica Esbas, S.L
Diciembre 2015.

Me han gustado muchas partes de este libro. Como por ejemplo, donde habla acerca de la importancia del movimiento y desarrollo sensorial con distintos tipos de materiales. Donde describe el cesto de los tesoros y el resumen que hace del Método Montessori.
También muchas ideas de las que copio aquí las frases que más me gustan y otras que expreso con mis palabras:
“….lo educativo de equivocarse”.
“Para crecer en todos los niveles hay que estar expuestos al fracaso”.
“Cuanto menos estructurado y definido sea el juguete mejor”.
“Cuanto menos cosas haga un juguete, más activo será el juego”.
“Cuanto menos cosas haga un juguete, más cosas hará la mente del niño”.
“El conocimiento lo crea el propio niño a través de sus experiencias con el entorno. El niño aprende haciendo”.
Si los adultos, bien por miedo a que les ocurra algo, bien por desconocimiento, no dejamos que se construyan a sí mismo, les estaremos entorpeciendo su desarrollo en vez de facilitárselo.
“Cada vez que el adulto presta al niño una ayuda innecesaria, detiene o desvía en algún detalle el desarrollo infantil”.
Los niños castigados aprenden a obedecer por miedo al castigo y no porque hayan interiorizado la norma. Es decir, que cuando tú no estés y deje de tener miedo lo volverá a hacer. No habrá aprendido nada y habrá empeorado vuestra relación afectiva.
No me ha gustado la selección de juguetes que hace por edades, y el afán que noto al leer ciertos párrafos por aprovechar situaciones para que el niño aprenda vocabulario. En definitiva, para que aprenda aquello que el adulto quiere que aprenda. Estas dos cosas, pienso, contradicen el espíritu del libro de respeto y confianza en la evolución del ser humano. Merece la pena leerlo para recordarnos estos dos valores.


Para curiosos: me llegó vía internet.


No hay comentarios: