Leemé

jueves, 7 de marzo de 2019

Naturalear


Ocurrió también en la reunión trimestral. Ante la pregunta de qué asignatura se quitaría para aumentar en una hora la de Inglés el curso que viene, respondió que seguramente Ciencias Naturales.
 “El contacto diario con el sol y el aire puro de los bosques, les ayudará a prevenir enfermedades y, al mismo tiempo, facilitar su desarrollo educativo”.
Hay escuelas en la naturaleza, donde la formación integral de las personas se da mediante un contacto regular, directo y permanente con la naturaleza silvestre y en la que ésta constituye el escenario de referencia, la fuente de materiales y eje conductor de un estilo de vida respetuoso con ella. ¿No necesita este mundo urgentemente eso si no nos queremos quedar sin mundo? Creo que hay quienes piensan que el mundo siempre existirá a pesar de que lo gastemos y maltratemos. Por eso prefieren ocuparse de otras cosas, como el idioma que a lo mejor tiene que hablar su hijo o hija, quizás, en un no mundo.
Pienso que “el aprendizaje que surge de la curiosidad natural y que se sacia en ese momento de interés real, se mantiene mucho más firme en la memoria que aquel que aunque se ha repetido una y otra vez, no tenía ningún interés para el estudiante en aquel momento, o que llega en un momento en que ya existe una desconexión con la fuente que generó esa curiosidad”. Por eso, sin tener en cuenta lo que yo (que no me gustaban mis veranos verdes y marrones de montañas y bosques) crea que es mejor, pienso que habría que preguntarles a ellos, los protagonistas de su aprendizaje, si prefieren Inglés o Ciencias naturales.
Sin embargo, me aterra pensar que el Aula de la Naturaleza se vaya a transformar en Aula de Tecnología, como ya me ha parecido entender. Me consuelo com-pensando que lo que el cole deshaga, yo puedo rehacerlo por otro lado, que además ahora me gusta el verde y el marrón y a Romeo le sientan muy bien los coloretes. 


No hay comentarios: