Leemé

lunes, 18 de marzo de 2019

A dinamiza



Las palabras también se ponen de moda. Como por ejemplo, dinamizar.
Mi madre A dinamiza las comidas en su casa. Está a todo y a nada. Tan pronto la ves sirviendo, como preguntando algo a Romeo, levantándose a por el pan o relatando alguna batalla.
Recuerdo la última comida en su casa, en plenos carnavales. El día anterior habíamos estado en Herencia con unos amigos. Yo tenía ganas de contar lo mucho que le habían gustado a Romeo las gachas que comió ese día. Así lo conté. Acto seguido, mi madre preguntó que dónde habíamos comido gachas. Justo cuando estaba elaborando mi respuesta, a punto de soltarla, cambio de tema y no volvió a mostrar ni pizca de interés por lo que le había contado. Esa es la historia de la comunicación entre mis padres y yo. Mis padres preguntando y yo con la palabra en la boca: sin  poder soltarla, o siendo interrumpida. No recuerdo momentos de atención plena hacia mí. Si con los oídos me escuchaban, con la mirada indicaban todo lo contrario, o al revés. 
Por eso uno de mis temas estrella es la comunicación. Un amigo me dijo un día que la vida era la relación que establecemos con la gente que conocemos. Esa relación, pienso, la creamos comunicándonos. Por eso, la vida es comunicación. Ya se dijo hace años que el Verbo creó el mundo. Pienso que hoy en día hay demasiado ruido y pocos receptores que escuchen. Para colmo, se ha inventado y puesto de moda la palabra dinamizar. También me dijo mi amigo que para sentirse escuchado lo primero que hace falta es escucharse a sí mismo. Estas parrafadas que suelto por aquí me ayudan. Gracias por escucharme.   


2 comentarios:

Marietta Cistellera = Maria Carbó dijo...

Gracias a ti por compartirlas y poner las palabras con tanto arte.

LOTTA dijo...

Así me he sentido hasta los años que tengo ahora, setenta y dos, como A. por supuesto. A estas alturas me he propuesto cambiar, y que feliz me siento!! Espero que lo disfruten.....mis amigos, hijos etc.